Now Reading
Conflicto entre Rusia y Ucrania: la variable energética

Conflicto entre Rusia y Ucrania: la variable energética

La variable energética del conflicto entre Rusia y Ucrania lo hace aún más complejo, ya que Europa depende alrededor del 40% del gas ruso

 

Abel Cancino Elias (1)

 

Las tensiones entre Rusia y Ucrania han aumentado en las últimas semanas a tal grado que se teme podrían entrar en guerra en cualquier momento, por lo que se está buscando una salida diplomática. En la presente entrega describiré brevemente algunos elementos históricos para entender el conflicto. Posteriormente, señalaré las principales variables energéticas, entre ellas la exportación de gas ruso hacia Europa (particularmente Alemania) y la construcción del gaseoducto Nord Stream 2. Finalmente, mencionaré algunas de las repercusiones que esta ocasionado este conflicto en la economía mexicana.

Ucrania fue uno de los países que formo parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), para 1954 el líder soviético Nikita Kruschev le cedió el territorio de Crimea(2) a Ucrania, por la celebración de las relaciones entre ambos países. Esta decisión a la larga produciría un gran conflicto, ya que en 1991 Ucrania se convirtió en un país soberano y Crimea quedo dentro de ese país. De igual forma hay que considerar que la mitad de su población está a favor de Rusia y la otra mitad está a favor de ingresar la Unión Europea y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN)(3), para salvaguardar su independencia.

Desde la independencia de Ucrania en 1991, los líderes de Kiev han intentado acerca su país a Occidente, por su parte los países miembros de la OTAN (particularmente Alemania y Francia) han frenado los intentos, ya que temen esto provocaría a Rusia, una potencia nuclear con poder de veto en el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas, con enormes cantidades de hidrocarburos (principalmente gas natural) y con la capacidad de desestabilizar a Europa del Este. Por el otro lado, Estados Unidos respalda la incorporación de Ucrania a la alianza militar para frenar el avance ruso en la región, situación que los rusos consideran inaceptable y prácticamente una declaración de guerra.

En 2014 las tensiones se incrementaron enormemente cuando el presidente ruso Vladimir Putin organizó un referéndum para preguntar a la población de Crimea si querían volver a formar parte de Rusia, según los resultados la mayoría estuvo de acuerdo y por la vía militar se anexo el territorio. De inmediato esto provocó una tremenda crisis en la región, desatando una serie de sanciones económicas a Rusia por parte de la Unión Europea, Estados Unidos y organizaciones internacionales(4).

La posición de Ucrania, como era de esperarse, se radicalizó con la anexión de Crimea, por lo que incorporaron en junio de 2017 como prioridad de su política exterior la incorporación a la OTAN. En 2018, a pesar de los esfuerzos internacionales, y con el apoyo estadounidense, la OTAN otorgó oficialmente a Ucrania el estatus de país candidato, por lo que las tensiones entre ese país y Rusia se han ido intensificando considerablemente, ya que éste último considera una amenaza a su seguridad nacional la incorporación ucraniana a la alianza militar.

El 21 de febrero de 2022 el presidente ruso reconoció la independencia de Donetsk y Lugansk, una cuenca minera e industrial fronteriza con Rusia, emitiendo también un decreto en el cual se adjudican el derecho de construir bases militares en las zonas separatistas. De inmediato Estados Unidos anunció el incremento de las sanciones económicas, principalmente en materia de tecnología y limitando el acceso de instituciones financieras rusas a los mercados de capitales, así como la ampliación de las capacidades militares de los países de Europa del Este y miembros de la OTAN.

La variable energética del conflicto entre Rusia y Ucrania lo hace aún más complejo, ya que Europa depende alrededor del 40% del gas ruso, la mayor parte de los gaseoductos que abastecen pasan por territorio ucraniano, a pesar de los intentos por cortar la dependencia es complicado. Para cortar la dependencia, se ha buscado que los países del norte de África suministren gas natural a Europa a través de gaseoductos provenientes de Argelia y Libia, pero no tienen la capacidad tecnológica para satisfacer la demanda europea y geopolíticamente son zonas inestables. La otra opción es el proyecto EastMed, que pretende construir un gaseoducto que conectaría la red europea con los yacimientos de Chipre, Israel y Egipto, pero se espera podría entrar en funcionamiento hasta el 2027.

El gaseoducto Nord Stream 2, que conecta directamente a Rusia con Alemania, es el único que está terminado para satisfacer las demandas energéticas del principal motor económico de la Unión Europea, pero autoridades comunitarias no han permitido que entre en operación, debido a que la dependencia Europa a Rusia se intensificaría, dando una ventaja estratégica ante un eventual conflicto.

 

(MAPA)

 

See Also
Todos Unidos Contra el Calentamiento Global

De acuerdo con especialistas aún es complicado predecir lo que pasará en las siguientes semanas, pero las repercusiones económicas ya se están sintiendo en el mundo y en nuestro país. Primero, el incremento de los precios internacionales de hidrocarburos, que actualmente ronda los 94 dólares por barril podría seguir aumentando, alimentando la inflación de nuestro país en momentos en los que arriba del 7.4% (la más alta de los últimos 20 años). Segundo, una posible suspensión de suministro de gas a Europa, como represalia de Rusia, provocaría una recesión económica en Europa afectando a todo el mundo, en momentos en los cuales la Secretaría de Economía recorto la expectativa de crecimiento de nuestro país a 2.6% y podría seguir a la baja. Tercero, la depreciación del peso frente al dólar, ya que la mayor parte de los inversionistas se refugiarían en los bonos del tesoro de Estados Unidos, por lo que se tendrían que aumentar las tasas de interés de nuestro país, que ya se encuentra al 6%.

 

(1) Licenciado en Relaciones Internacionales por la Universidad Nacional Autónoma de México, con estudios sobre América del Norte por el Centro de Investigaciones sobre América del Norte y Análisis Político Estratégico por el Centro de Investigación y Docencia Económicas.

(2) La región es importante geopolíticamente, ya que por ella pasan gaseoductos claves de Rusia a Europa. Además, el puerto de Sabestopol, alberga la principal base la flota rusa en el mar negro, por lo que tienen acceso marítimo a las costas de los países miembros de la OTAN como Turquía, Rumania y Bulgaria.

(3) La OTAN es la mayor alianza militar del mundo, que surgió después de la Segunda Guerra Mundial y que conecta a Estados Unidos con la mayor parte de los países de Europa.

(4) Las sanciones económicas están centradas en los sectores de las finanzas, la energía y la defensa. Limitaciones a productos de doble uso civil y militar.

 

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll To Top