Now Reading
Esperamos fecha para visitar la refinería

Esperamos fecha para visitar la refinería

Soraya Pérez
@PerezSoraya

Ya vamos para un año y dos meses que inauguraron la refinería de Dos Bocas, y más de dos semanas desde que el presidente dijo “hoy va a empezar a producir petróleo la refinería”. La verdad es que son puras mentiras, la planta no está terminada, no han definido como conectarán la producción con la demanda, no tiene planta de cogeneración, no está lista la coquizadora, y mucho menos han empezado las pruebas de cada planta ni la interconexión de todo el sistema. ¿Cuál es la necesidad de engañar a los mexicanos?

Hay un tema que realmente me tiene muy preocupada, y es el ambiental. Recordemos que el 12 de agosto de 2019, la ASEA autorizó la MIA del Proyecto Refinería Dos Bocas, sujetándola a 20 términos resolutivos y 18 condicionantes ambientales, instruyendo la entrega de informes para la inspección y seguimiento del cumplimiento de las medidas de mitigación y las condicionantes, informes que evidentemente brillan por su ausencia.

¿Por qué era prioritario que hubiera una valoración ambiental? Primero porque el polígono del proyecto está ubicado en el municipio de Paraíso, Tabasco que presenta peligros por fenómenos naturales como erosión de playas; peligro sísmico, ya que la regionalización sísmica de la zona sugiere que la disipación de energía sísmica es alta; y evidentemente, por inundación, calificado como alto por marea de tormenta y el oleaje de alta energía. Segundo, porque la operación de una refinería es altamente contaminante. Según el CEMDA, el total de emisiones anuales de la refinería serían equivalmentes a las de casi 900 mil vehículos anuales, o talar 183 millones de árboles. Si proyectamos por los 40 años de vida útil, serían más de 366 millones de árboles.

El tema ambiental parece no importarle a nadie, en la auditoría 2019-5-16G00-07-0213-2020 se muestra que la ASF verificó que Pemex Transformación Industrial no incluyó la obligatoriedad de establecer un Comité de Vigilancia Ambiental, por lo que el Proyecto Refinería Dos Bocas no contó con una instancia responsable de coordinar las acciones en materia ambiental orientadas al cumplimiento de las medidas y condicionantes por la construcción del proyecto. Como no hay auditorías al respecto más recientes, seguimos sin saber si Pemex ya avanzó, o sigue esquivando esta responsabilidad.

See Also
Refinería Olmeca, un buen logro

Originalmente dijeron que costaría 8 mil millones de dólares, y ya se le han asignado casi 22 mil millones de dólares, esto es casi 3 veces lo planeado. Llevan gastados más de 250 mil millones de pesos adicionales a lo presupuestado, esto es 2.5 veces el presupuesto de la Secretaría de Salud, más de 3 veces el de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes, o 5 veces el presupuesto de la UNAM. ¿Cuántos hospitales pudimos haber construido, cuántas prótesis dentales para nuestros ancianos pudimos haber entregado, cuántas estancias infantiles pudimos haber abierto, cuántos desayunos escolares se hubieran suministrado, cuántos, cuántos, cuántos?

Más la pregunta del millón es ¿cuánto más falta? La realidad es que nadie sabe. Recientemente escuché a la secretaria Rocío Nahle invitar a un todavía incrédulo Joaquín López Dóriga a visitar la obra de la refinería, y a todo aquél que quisiera, como si fuera un tour turístico. Sin pensarlo dos veces, levanté la mano, enseguida de expertos, periodistas y activistas nacionales que se sumaron a la invitación, como Alessandra Rojo de la Vega, Enrique de la Madrid, Gonzalo Monroy, Desirée Navarro, Lourdes Melgar, y otros más. ¿Para cuándo Rocío? Por cierto, de tantas veces que he insistido en SENER ya tienen los datos para localizarme y enviarme la invitación ¡Esperamos fecha!

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll To Top