Now Reading
Reforma eléctrica de 2013; Buscaban desintegrar a la CFE

Reforma eléctrica de 2013; Buscaban desintegrar a la CFE

La jefa de Gobierno apoyó la iniciativa del presidente López Obrador porque, dijo, fomenta la transición energética y la incorporación de fuentes renovables

Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, dijo que el principal objetivo de la reforma eléctrica de 2013 consistió en desintegrar a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), lo que a su vez provocó un desorden en todo el Sistema Eléctrico Nacional.

“La reforma eléctrica de 2013 no tuvo como objetivo promover energías renovables, sino más bien, desintegrar a la CFE y promover al sector privado en el sector energético”, apuntó.

Durante su participación en el foro 20 del parlamento abierto, Sheinbaum explicó que aunque las redes de transmisión y distribución quedaron bajo el control de Estado, la reforma de hace ocho años dividió a la CFE en diversas empresas, lo que le perjudicó ya que no podían ser regidas por el Consejo de Administración de la empresa, sino por la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y el Centro Nacional de Control de Energía (CENACE).

“El parque de generación de la CFE fue fragmentado de manera arbitraria en seis empresas subsidiarias autónomas sujetas a organismos externos; lograron desintegrar a CFE que antes era una empresa verticalmente integrada y separarla en diferentes áreas con altos costos”, explicó.

Sheinbaum apuntó que al desintegrar a CFE se buscaba promover la competencia en el sector eléctrico, pero esto no sucedió.

Detalló que el mercado eléctrico fue dividido en tres áreas: la primera buscaba fomentar el uso de energías renovables, por lo que se estableció un mercado de contratos de CFE con empresas privadas llamados ‘de legado’. Dentro de este rubro, se realizaron esquemas de subastas de largo plazo, con el fin de asegurar que los privados pudieran producir energía eléctrica.

Sin embargo, Sheinbaum apuntó que a la CFE no se le permitió participar en las subastas, lo que significó que en realidad no existiera ningún mercado eléctrico, ya que CFE tenía que comprarles toda la energía a los privados.

La segunda área que criticó Sheinbaum fue el Mercado Eléctrico Mayorista cuyo principal defecto, dijo, fue que no tomaba en cuenta los costos totales de la operación del sistema eléctrico.

En tanto, la tercera área que nació como consecuencia de la reforma de 2013 fue el mercado de las sociedades de autoabasto, que fueron calificadas como ilegales por la jefa de Gobierno.

“Son contratos entre privados para generadores y pequeños o grandes consumidores donde no se toma en cuenta tampoco los costos de transmisión de energía eléctrica y, que incluso, están fuera de la ley de la propia reforma del 2013″, subrayó.

ORDENAR TRANSICIÓN ENERGÉTICA

See Also
NACIONALIZACIÓN DE LA INDUSTRIA ELÉCTRICA

Como reflexión, Claudia Sheinbaum señaló estar a favor de la iniciativa, ya que con ella se busca ordenar el futuro, la transición energética y la incorporación de fuentes renovables de energía con base en criterios económicos, técnicos y de planeación.

La idea de que las inversiones privadas se escaparán de México por la reforma eléctrica es falsa, e incluso, este tipo de capitales tienen un potencial mucho mayor si la iniciativa llega a ser aprobada, afirmó la jefa de Gobierno.

Argumentó que el potencial para recibir capitales foráneos se elevará ya que los cambios constitucionales que propuso el presidente López Obrador plantean un ordenamiento del Sector Eléctrico Nacional.

“No se elimina la participación privada, solo se disminuye al 46 por ciento. En realidad, lo que está ocurriendo en el modelo actual es que se subsidia al sector privado, por lo que se plantea es un esquema justo donde el 46 por ciento sea generación privada y el resto a través de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) mediante un esquema de planeación”, dijo.

 

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll To Top